Cazurreando

Cazurreos XII

 

  • Hace tiempo que no escribo por aquí, pero quiero ser claro. Que nadie me malinterprete, pero existe ahora mismo en la afición el mismo subidón que cuando se firmó en verano a Gallar, a Rubén Castro…  y creo que es malo. La realidad ancla al Cartagena en la cola de la tabla y, con los nuevos y los que quedan, el equipo necesita números de playoff en la segunda vuelta para salvar la categoría. Números y suerte para lograrlos. Ojalá los consiga, ojalá se salve. 

 

  • Es evidente que la plantilla configurada ahora es, sobre el papel, mejor que la inicial, aquella que también ilusionaba -recordad aquel sábado en el que se anunció a Rubén Castro, o el día de la llegada de Gallar-. Pero en septiembre todos estaban en el séptimo cielo, pensando que esto era bailar con la más guapa, y, al final, los que lo han hecho son los desheredados, los minusvalorados, los que han ido solventando el problema –véase a Elady, por ejemplo– y han ganado el concurso de baile sobre el césped. 

 

  • Se ha cambiado de míster, pero tan tarde que ha sido hasta tarde. Se han dejado pasar partidos cuando en condiciones normales Borja hubiera durado dos meses. Con el vestuario roto y sin gestión adecuada por parte de Jiménez, era cuestión de un cambio encontrar a alguien que soportara con fuerza el timón. Primero Aguilar, sin la fortuna de los resultados, y ahora Carrión, de quien dicen que habla con todos, que les tiene enchufados, que les llega, en definitiva.  

 

  • Nadie puede poner en duda que el Cartagena se ha reforzado como pocos podrían haberlo hecho, muy pocos. Se le puede acusar de muchos errores -deportivos sobre todo- pero no por no intentar una permanencia que tiene que tener números de ascenso en esta segunda vuelta para ser lograda. Pero que vaya con humildad, con la sensación de que, por ahora y de momento, están en descenso. Los vídeos para las RRSS quedarían mejor con el equipo peleando playoff. 

 

  • No se pueden esconder muchas cosas que se han hecho mal. Y me explico: No se cortó a Borja Jiménez cuando se debía. Así, se han dejado pasar partidos, volar oportunidades, sostenerse en un alambre que les ha estancado en el penúltimo puesto. No puede ser que un equipo se caiga solo, que le falte empaque… en fin, que ni proteste decisiones controvertidas en los partidos.  

 

  • No supieron cortar de raíz la dinámica interna de un vestuario acongojado, roto, por la gestión interna de un técnico que dicen que tenía descontentos a los que jugaban y a los que no, algo que debería indicar que algo estaba mal… y la mejor comisión deportiva debía saberlo.  

 

  • Es duro “marcarse un Rajoy”, pero esta directiva lo ha hecho en un tema que, según comentarios en RRSS de aficionados, avergonzó a muchos. No ha dado la cara esta directiva cuando debía hacerlo hace un mes, cuando estaba en el ojo del huracán, cuando le criticaban hasta los propios aficionados que aún se pregunten por el tema de los detectives -expuesto, incluso, en medios nacionales, pero no en los murcianos (¿¿??)-. Habría que responder a los aficionados el porqué de aquella decisión teniendo en cuenta que los aficionados son el alma del club -y los que han pagado un abono por no ver al equipo en el campo-. Ayer, nadie preguntó por un tema del que muchos quieren conocer más.  

Deja un comentario

Abrir chat