Gaceta Cartagonova: Cartagena invicta est

Gaceta Cartagonova: Cartagena invicta est

Al borde del KO –

Gaceta Cartagonova 404

AUNQUE en una eliminatoria a 180 minutos, con opción de una prórroga y penaltis, no se puede ni vender la piel del oso, ni darse por vencido, hasta que concluya. No es descabellado pensar que los albinegros se traen un resultado complicado del partido de ida en el Alfredo Di Stéfano y que al descanso, el K.O. parecía inminente.

Y es que los talentosos jugador es del filial del Real Madrid en once minutos pusieron la eliminatoria muy cuesta
arriba para el Efesé, al que tenían grogy y contra las cuerdas y al borde de caer a la lona. Sin embargo con 135 minutos por delante no se puede tirar la toalla y aún resurgió el “púgil albinegro” para soltar un golpe a última hora a su rival que no fue suficiente para tambalearlo, pero deja al menos una derrota solo a los puntos, con posibilidad de revancha en el Cartagonova.
Pero tras el símil pugilístico, no podemos esconder el bochornoso planteamiento y el penoso juego que hizo el Cartagena en Madrid. Sin duda el peor partido de la temporada y creo que el más lamentable partido
de play off de los albinegros de cuantos ha jugado a lo largo de su historia.
Este partido me hizo recordar uno en La Magdalena del entonces Cartagonova, con el desaparecido Juanjo Díaz en el
banquillo, que a los 10 minutos iba 3-0 y que acabó con el triunfo del Novelda (5-1). Y rebuscando en mi memoria no encuentro más parecidos.
Y dicho lo dicho, que no es mucho; porque analizar el planteamiento o el juego de un buen número de los jugadores que salieron al césped de Valdebebas, me llevaría ríos de tinta y no es el caso. Ahora ya no sirve lamentarse de la cosecha que no salió y sí pensar en plantar la nueva.
Es cierto que el Cartagena está al borde del KO, porque además este año no hay segunda oportunidad. Pero un 2-0 no es un resultado imposible. Y entre los jugadores y el apoyo de lo mejor que tiene este club que es su afición, se puede lograr.
¡Aúpa Efesé!, a por la remontada.

Deja un comentario