FC CARTAGENA

Rocío Blanco: «Trabajamos en dar herramientas a la cantera para facilitar la vuelta a los entrenamientos»

Rocío Blanco es la psicóloga que trabaja habitualmente con los chicos y chicas de la cantera del FC Cartagena. Aún nuestra escuela de fútbol no ha podido abrir sus puertas, ya que no está creado el protocolo de actuación para la vuelta a los entrenamientos, y de cara a preparar este retorno hemos querido hablar con ella, para conocer cómo puede afectar todo lo que está sucediendo a nuestros jugadores y jugadoras.
La palabra más usada ahora es incertidumbre. ¿Cómo afecta esa incertidumbre a los chicos pensando en la vuelta a los entrenamientos?
Es verdad que esa palabra está en boca de todos, y de cara a los entrenamientos es muy complicado planificar y gestionarlo todo, debido al sube y baja de emociones, los chicos y chicas tienen un subidón cuando les dan fechas para volver, bajón cuando me dicen que no puede ser, frustración al no entender la razones, luego vuelven las ganas y la alegría… Lógicamente afecta a la motivación, y lo que tenemos que hacer es intentar vivir el día a día, aprender a no planificarlo todo aunque en general nos gusta tenerlo todo bajo control, pero es imposible, y más cuando no depende de nosotros, ni del club, sino que depende de un virus que se escapa de nuestro control.
Es importante que aprendamos a aceptar, y dirigir la atención a lo que sí depende de nosotros, que sería estar informados de las medidas adoptadas, lo que nos mande el club y los entrenadores. Todo lo que yo pueda hacer de cara a volver a los entrenamientos, tener paciencia y adaptarnos a lo que va ocurriendo, buscando objetivos en el corto plazo.
La forma de relacionarnos ha cambiado. ¿Qué consejos le quieres trasladar a los chicos de cara al retorno a los entrenamientos?
Lo primero es precaución y prevención. Los chicos y chicas tienen que tener muy claro la responsabilidad que tienen en esta jugada. Deben conocer las consecuencias de sus actos, y que colaboren en las pautas que se den para la vuelta a los entrenamientos. También es importante que todos tengan el máximo respeto por lo que cada uno quiera hacer, ya sea a la hora de saludar, de dejar la mochila… habrá algunos que tengan más precaución o miedo, pero siempre hay que respetar tanto a compañeros como entrenadores. Al final hay que tener en cuenta que cuando esto empiece vamos a estar en grupos burbuja donde tendremos que tener mucho cuidado y prevención.
¿Están preparados los chicos para volver? ¿Y los padres?
¿Quién está preparado? En general yo creo que si están preparados. Hay que ir viendo sobre la marcha, pero este tiempo nos ha enseñado mucho, y han reforzado sus recursos, sus habilidades, con más resiliencia y conciencia en general. Creo que en la medida de lo posible estamos preparados, y si no vamos a estarlo pronto porque no podemos paralizarnos, aunque tengamos miedo. No quita que hay que ser prudentes, pero la vida debe seguir.
El confinamiento ¿Qué aspectos ha podido cambiar en la personalidad de chicos tan jóvenes?
Sí que ha podido cambiar aspectos de su personalidad. En la parte positiva han elaborado una resiliencia mucho mayor, enfrentándose a una situación bastante difícil, y que han salido reforzados de esto. También han reforzado sus capacidades de adaptación a los cambios, a relacionarnos de otras maneras, ya no tanto en el día a día, sino con videollamadas con su equipo, entrenamientos desde casa… Esta capacidad de adaptación puede ser muy útil en la competición y en el deporte. También les ha podido servir para replantearse objetivos y prioridades, tener más paciencia, medir frustración, gestionar emociones. Esperamos que hayan salido reforzados.
Desde el club ¿Se ha pensado en alguna actuación previa a la vuelta?
Estamos trabajando en realizar reuniones para que los chicos estén preparados, y que tengan herramientas para hacer la vuelta lo más fácil posible a todos los niveles. Es importante que los entrenadores, que son el nexo de unión con los chicos, reciban esta ayuda y los prepararemos para que todo esté bajo control, en la medida de lo posible.
¿Cómo se puede motivar a los chicos en caso de que solo entrenaran y no volvieran las competiciones oficiales?
Es complicado, porque el enfoque del deporte competitivo tiene como fin la competición. Es un aliciente importante, y es una fuente de motivación, pero no es la única. Puede parecer que nos falta algo, pero se puede enfocar de otra forma, y cambiar la forma de relacionarnos con nuestro deporte. Sería cambiar objetivos de resultado por objetivos de rendimiento o tarea, que son muy buenos porque sólo dependen de nosotros, competiríamos contra nosotros mismos, mejorando técnica, rendimiento… Además, todas estas mejoras nos sirven para el largo plazo, ya que todo me servirá cuando vuelvan las competiciones. Trabajar hoy nos sirve para el futuro. Sería similar al trabajo de los deportistas olímpicos, que entrenan muy duro durante cuatro años, con un objetivo a largo plazo. Entrenar para superarme a mí mismo, y en el club buscar una competición interna, y cambiar los planteamientos de entrenamiento con objetivos de rendimiento o de tarea.

COMPÁRTELO:

Abrir chat