Avatar

Otra derrota injusta del filial (1-2) en un partido con mucha polémica

Nuevamente, y ya son incontables, el filial albinegro ve como decisiones arbitrales le perjudican y le arrebatan puntos, que pueden ser vitales, para conseguir la salvación. Esta vez se escaparon 3 puntos en los minutos finales ante la SFC Minerva, cuando el partido podía haber quedado sentenciado mucho antes, en un estadio Ciudad Jardín repleto de seguidores de Alumbres, ganando en número a los aficionados locales.
El técnico albinegro planteó de inicio un cambio de sistema, para ajustarse a las bajas y tratando de ser más ofensivos. Con defensa de tres y dos carrileros largos como Kuki y Damián, y dos puntas como Mario y Revi. El resultado de inicio fue bueno, ya que tomaron la iniciativa del encuentro y a los 8 minutos, un córner rematado por Revi era tocado por José Alberto, y acababa entrando, siendo el 1-0 para los locales. Desde el gol hasta el descanso no hubo un claro dominador, mucho balón largo y sin ocasiones claras para ninguno de los equipos.
En la segunda parte se produjo una gran mejora por parte de los cartageneros, controlando el juego y creando ocasiones, con un remate de Tote desde la frontal, nada más comenzar, que salió rozando el poste. Poco después era Mario el que se internaba en el área, pero su control fue demasiado largo y llegó antes el guardameta, y otro remate suyo de cabeza salía fuera por poco. Eran los mejores momentos de los albinegros, y llegaron las 3 jugadas claves que determinaron el final del partido. Primero un remate de chilena de Tote desviado claramente con la mano por el defensa Franki, poco después en una internada de Vázquez por banda izquierda era derribado dentro del área. Ambos penaltis fueron vistos por todos los que allí estábamos pero no fueron pitados por el árbitro. Para culminar su actuación, tras un remate al palo de los de Alumbres, la siguiente jugada le llegó un balón a Mario que se internaba sólo en el área, siendo agarrado justo sobre la línea de nuevo por Franki, y no se pitó ni la falta, ni por supuesto la roja que conllevaba.
Ante la desesperación de los jóvenes jugadores del filial, la Minerva se dedicó a colgar balones en busca del empate, y en el minuto 85, tras señalar el colegiado una mano inexistente de Kuki, dicha falta lateral acabó con remate de Cristian lo que suponía el empate (1-1). Ya en el descuento, un nuevo centro al área acabó siendo el 1-2 definitivo, obra de José Alberto. Al finalizar el encuentro las lágrimas de los jugadores locales reflejaban la impotencia por 3 puntos que volvían a desvanecerse en las postrimerías de un partido.
El entrenador David Bascuñana se lamentaba al finalizar entre lágrimas comentando que “de nuevo se nos van o nos quitan 3 puntos. Las decisiones del árbitro, que son clarísimas, han dejado a un vestuario derrotado y llorando. Me siento menospreciado y nos están perjudicando contínuamente, porque, aunque nuestra primera parte no hayamos tomado buenas decisiones, en la segunda hemos mejorado y ellos no han hecho nada para ganarnos”. Sobre las jugadas clave añadía que “la mano que a nosotros no nos pita, luego si la ve en la jugada del empate, cuando le da en el pecho. La falta a Vázquez en el área la vemos todos. Es lamentable porque hemos tenido ocasiones para ganar, y si perdemos por errores nuestros se asume, pero hoy íbamos ganando y hemos perdido claramente por el árbitro”.

Abrir chat