Perry

Las veleidades de una categoría «maldita», la Segunda B

La Segunda B es la categoría del Fútbol Español que más cambios ha experimentado a lo largo de la historia, a pesar de ser la más joven y que vino para mejorar la Tercera, que en los años 70 no dejaba de tener su importancia, nada que ver con la actual. Había cuatro grupos (antes hubo seis)  y los rivales eran tan o más fuertes que los actuales en la categoría de bronce.

La Segunda B se puso en marcha en la temporada 1977-78 y al Cartagena FC  le pilló recién ascendido de Preferente con jugadores como Arango, Barrera, Emilio, Baby. Y por tanto llegó tarde a la reestructuración. Tampoco logró ascender en los dos siguientes años. La categoría la componían dos grupos de 20 equipos. Los primeros campeones fueron el Rácing Ferrol y Almería a los que acompañaron en el ascenso Castilla y Algeciras como subcampeones. Ascendían directamente, primero y segundo.

El Efesé ascendió a Segunda B al término de la temporada 79-80 con Baby en el banquillo y tras derrotar en El Almarjal al Cuart de Poblet (3-1). La primera temporada fue muy buena y llegó a estar muchas jornadas en ascenso, pero le superaron Mallorca y Córdoba, acabando quinto. Al año siguiente con Ignacio Rojas y luego con Gustavo Silva acabó segundo tras el Xerez y ambos ascendieron a Segunda A (que ya por entonces tenía solo un grupo y 18 equipos).

Hasta la temporada 85-86 (ese año solo subieron los campeones porque se remodeló la Segunda a 20 equipos y no bajó nadie) se mantuvieron dos grupos, pero al año siguiente se quedó en uno, ascendiendo los cuatro primeros Tenerife, Lleida, Granada y Burgos. El grupo único duró una temporada.

Desde la 87-88 a la 89-90 pasó a ser de 4 grupos, como en la actualidad, pero solo ascendía el campeón, sin premio para el resto. Lo que le restaba interés. El Efesé tras el descenso, no pudo seguir el ritmo del Levante y acabó a 17 puntos en séptimo lugar. Y el año siguiente el campeón fue el Orihuela (de Sagarduy) que superó en 14 puntos a los albinegros de Paco Parreño, que terminaron en un discreto undécimo lugar. Muchos puntos, porque entonces no había entrado en vigor la victoria de tres puntos.

Y nuevo cambio a la categoría, para darle interés. Llegaron las liguillas de ascenso a partir de la 1990-91. El primer año como subcampeón y el segundo como campeón intervino, sin suerte, el Cartagena. Rácing de Santander y Badajoz, respectivamente, se cruzaron en el camino. La liguilla no concedía ninguna ventaja y había equipos que a la cuarta jornada ya no tenían opciones. Se juntaban 1º, 2º, 3º y 4º de grupos distintos. Y ascendía el de mayor puntuación tras seis jornadas.

En la temporada 2004-05 vuelve a cambiar el sistema de ascenso. Se forman grupos de 4, pero se juega eliminatoria de 1º contra 4º y 2º contra 3º y los vencedores entre sí. Con el factor campo a favor del mejor clasificado.

Y en la 2008-09 otro giro de tuerca, para llegar al sistema actual, que este año todo apunta a que no se llevará a cabo, por culpa del COVID-19. Y por tanto nos encontramos en puertas de un nuevo cambio en esta categoría maldita, que conduce a la LFP.  Y que a pasar de 80 a 96 equipos y de 4 a 5 o 6 grupos. Eso sí de manera transitoria.

Ya seguiré contando la historia de Segunda B y lo que ha supuesto para el Cartagena Fútbol Club, para el Fútbol Club Cartagonova y su extensión hasta el actual Fútbol Club Cartagena.

Deja un comentario

Abrir chat