Avatar

Gaceta Cartagonova – A Ganar en Casa

Gaceta Cartagonova – A Ganar en Casa
Gaceta387 Página 1

GUSTAVO Munúa no es el primero y, seguramente tampoco el último, que intenta llegar a la victoria con el buen juego. Teoría loable y que ya en su día intentó Víctor Fernández y antes se empeñaron en hacerlo Juan Señor e incluso Machuca. Todos salieron escaldados, sin acabar la temporada en el banquillo del Cartagena.

La mayor parte de los entrenadores que pasaron por el banquillo del Cartagonova han utilizado el mitad y mitad. Posesión y llevar la batuta del encuentro y en ocasiones jugar a lo práctico. Porque esto es Segunda B. Se juega en muchas ocasiones con el mono de trabajo puesto. Buscar el gol y a otra cosa mariposa. Eso lo ha podido hacer el Cartagena, en la Copa contra el Logroñés y en el partido contra el UCAM. En ambos casos hizo lo difícil, que es en esta categoría marcar un gol. Y tras marcar, no recular y buscar el segundo. Circunstancia que se agradece por parte del espectador, pero que juega malas pasadas.
Pero al final las cañas se tornan lanzas y lo que era alabanza se vuelve crítica. Y esto es así en esta categoría.

Fabri era un obsesionado del balón parado, pues decía que así se logran la mitad de los goles. Su sustituto Paco Jémez, otro enfermo de la posesión y de manejar los partidos, cambió el paso tras perder en Sangonera. Y Monteagudo, tan vilipendiado como ensalzado, decía abiertamente que si su equipo marcaba, era casi seguro que no perdía. Y así fue siempre.
El debate está claro y siempre existirán los menotista y los bilardistas. O sea llegar a un objetivo por distintos senderos. La realidad es que tanto Menotti, como Bilardo hicieron a Argentina campeona del Mundo.
Por eso, dejemos que Gustavo Munúa escoja el camino hacia el ascenso que desee, pero que sepa que esto es Segunda B. Y con eso está dicho todo.

 

Deja un comentario

Abrir chat