Avatar

El pregón emotivo y nostálgico de Tomás Martínez Pagán da comienzo a la Semana Santa en Cartagena

Sbado 9 Marzo 2019  |  Visto: 8 veces

 | 

 

 | 
Versin Imprimible



Arranca una de la más antigua y apasionante de las tradiciones cartageneras como es la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional. La sala Isidoro Maiquez del Auditorio Municipal de El Batel ha acogido por segundo año consecutivo, este sábado, día 9 de marzo, el pregón de Semana Santa de Cartagena. El pregonero este año ha sido el ex hermano mayor del Resucitado, Tomás Martínez Pagán.

Esta tradicional ceremonia ha estado guiada por la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y presidida por la nazarena mayor 2019, María Consolación Pavía Galán, presidenta de las Damas del Cristo del Socorro.

El acto ha contado con la presencia de las primeras autoridades locales y regionales como el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, la presidenta de la Asamblea, Rosa Peñalver, el delegado del Gobierno, Diego Conesa, el Obispo de Cartagena, José Manuel Lorca, el almirante de Acción Marítima, Juan Luis Sobrino, y los cuatros hermanos mayores de las cofradías, entre otros.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha agradecido a las cuatro cofradías cartageneras su labor y ha señalado que “el orden, la disciplina, la decoración floral y la música que caracterizan nuestros desfiles pasionales requieren de una gran preparación, fruto de muchos días, semanas y meses de trabajo. Si no fuera así, nuestra Semana Santa no podría ofrecer las marciales procesiones que la caracterizan y que apasionan a todos los que las contemplan”.

Antes de dar paso al presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa, Francisco Pagán, la alcaldesa de Cartagena ha afirmado que “el pregón es uno de los actos más emocionantes de la Semana Santa y fue un total acierto celebrarlo otro día en vez del Viernes de Dolores”.

El hermano mayor marrajo, Francisco Pagán, ha realizado una semblanza de los dos principales protagonistas del acto: el pregonero, Tomás Martínez Pagán, y la nazarena mayor 2019, María Consolación Pavía Galán.

“Tomás Martínez Pagán es un hombre luchador y un personaje ilustre de Cartagena y de su Semana Santa, como también Consolación Pavía Galán, un pilar fundamental y un reflejo de igualdad cofrade”.

PREGÓN DE TOMÁS MARTÍNEZ PAGÁN Y PALABRAS DE CONSOLACIÓN PAVÍA GALÁN

‘Oliendo a nardo y verbena. Miradla por dome asoma. Transida de amarga pena. La dolorida paloma. Que es Reina de Cartagena’ con esta saeta, compuesta el Viernes Santo de 1924 a la Virgen de la Caridad, ha comenzado Tomás Martínez Pagán el pregón de Semana Santa. Un pregón nostálgico y lleno de emoción donde ha recorrido su infancia y adolescencia de la mano de las procesiones cartageneras.

“Yo no tuve la suerte de ser de esos cofrades a los que inscribieron el mismo día de su nacimiento en el Registro Civil y en la Cofradía” ha afirmado el pregonero de este año.

Tomás Martínez Pagán ha señalado que “la Semana Santa de Cartagena hace que muchos corazones de hombres y mujeres latan al ritmo del tambor provocando que los sonidos de estos conmuevan corazones, tanto a los que tenemos la suerte de vivir en nuestra tierra, como a los que desde la ausencia recuerdan las vivencias adquiridas desde niños”.

El ex hermano mayor del Resucitado, nacido en la Barriada de la Media Legua en el seno de una familia de agricultores, cuyo padre se encargaba de la venta de leche, ha explicado que vio por primera vez a un nazareno de cerca, que “se trataba de Pedro Gómez, que marchaba en la mañana del Domingo de Resurrección, todo vestido de blanco, a coger su autobús para ir a la procesión”, cuando era monaguillo de pequeño en la Parroquia de Los Mateos.

Entre los recuerdos de su infancia, Tomás Martínez Pagán ha recordado que se sentaba junto a sus padres en las sillas que se encontraban cerca de ‘los Calzados El Gallo’ y se ponían a comer los Sepulcros y los crocanti, productos que forman parte de la gastronomía tradicional de la Semana Santa cartagenera, que han desparecido de las procesiones en la actualidad porque se han dejado de fabricar.

El pregonero ha pedido que “la Semana Santa y Cartagena necesitan tener un casco histórico habitado en donde el bullicio no sea por los bares y establecimientos a determinadas horas, sino por el tránsito de esas personas que disfrutan del paseo por la ciudad antigua donde están viviendo”, además, ha añadido que “la ciudad y sus gentes deben abrazar nuestros desfiles pasionales”.

Antes de hablar de cómo empezó de nazareno cuando era joven, Tomás García Pagán ha explicado que algunas de las imágenes de la Virgen cuentan entre su ajuar capotes de paseo porque “grandes toreros de la época ha visitado Cartagena a torear junto a la mejor Semana Santa de España”.

En su adolescencia fue cuando comenzó a salir en Semana Santa en la procesión del Cristo del Socorro donde según Tomás Martínez Pagán, “la llegada de la Caridad, el silencio, un tambor con sordina, los rezos de las estaciones con unos espectadores que están activos, porque acompañan a la procesión en su discurrir, hace que te sientas reconfortado, que compruebes de primera mano que la oración y el recogimiento son cada día más necesarios”.

Un pregón nostálgico y lleno de sentimiento, aunque también reivindicativo. El pregonero ha pedido al ayuntamiento y a otras organizaciones que cuiden y protejan la Catedral Antigua porque “es el templo que nos une con el pasado en nuestro Credo en Jesús Salvador”.

También ha tenido palabras de agradecimiento hacia las cofradías cartageneras. De los Marrajos ha afirmado que son “un ejemplo y auténtico espectáculo al salir estandarte, tercio y trono de forma simultánea”, de los Californianos, esta cofradía “confiere a sus tercios una personalidad diferenciada, ya que logra un paso más elegante y hace que sus capas tengan una cadencia diferente, como meciéndose en el aire”.

La Cofradía del Resucitado ha tenido un papel muy importante en el pregón, ya que es la cofradía de Tomás Martínez Pagán, donde ha sido ex hermano mayor. Después de ver al primer nazareno del Resucitado cuando era monaguillo, 45 años después, formó parte de la cofradía en un primer debut “pasado por agua”. Ha tenido palabras de agradecimiento hacia una cofradía que se ha convertido en su auténtica familia.

Además, ha recordado que lo que une a todas las procesiones es su final mágico con el cantar a La Madre porque “¡Cuántas lágrimas he visto caer por mejillas, endurecidas por el paso de los años, al cantar “a ti suspiramos gimiendo y llorando…”!”.

Antes de llegar a la conclusión de su pregón, Tomás Martínez Pagán ha pedido que “no se puede bajar la guardia y hay que exigir a los penitentes que recuerden que deben mantener nuestra forma de sentir la procesión, aunque, reconozcamos que eso ¡exige sacrificio!”.

“La Semana Santa de Cartagena del siglo XXI será la incorporación total de la mujer que ocupará los puestos de decisión, será la Semana Santa de encuentro con las raíces, de ayuda entre cofrades, será la Semana Santa de la confirmación de nuestra identidad y será la Semana Santa de la gestión empresarial”, ha concluido Tomás Martínez Pagán afirmado que “lo esencial no se toca, sino que se potencia, se mantiene, se conserva y se mima”. Una premisa que quieren seguir a la hora de acercar la Semana Santa a los jóvenes a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías porque “lamentablemente para muchos la Semana Santa es una semana de vacaciones y no una bella tradición”.

Uno de los momentos más emotivos y aplaudidos ha sido la terminación del pregón a los sones del himno nacional, como según Tomás Martínez Pagán, concluyen igualmente todos las procesiones y la Semana Santa con la recogida de la Virgen del Amor Hermoso.

Finalizado el pregón, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha hecho entrega de una placa y un escudo de oro a Tomás Martínez Pagán, y el tradicional broche y placa a la nazarena, María Consolación Pavía Galán. También la nazarena del pasado año, Mariana Larios, le ha entregado a su predecesora un ramo de flores como relevo simbólico.

María Consolación Pavía Galán, ha comenzado su discurso relatando como fue el día que recibió la noticia de que iba a ser este año la nazarena mayor. “Cuando me llamó la alcaldesa para comunicarme la noticia comenzó a entregarme un temblor general por todo el cuerpo y puedo aseguraros a día de hoy que sigo sin recuperarme del impacto de aquella tarde”. María Consolación Pavía Galán fue nombrada hermana mayor el día 12 de febrero.

La presidenta de la Damas del Cristo del Socorro y hermana marraja ha afirmado que es “todo un honor tal distinción y que va a dedicar todos sus esfuerzos en ello”.

María Consolación Pavía Galán también ha hecho un recorrido por su infancia y adolescencia de la mano de la Semana Santa y ha explicado que “su familia es procesionista al cien por cien” por lo que ha vivido de cerca esta tradición tan importante en Cartagena.

Por último, también ha agradecido las palabras del pregonero que ha dicho de ella que es “la genuina representación de la mujer cartagenera para todos los que vivimos y sentimos nuestras procesiones. Como cada año, la Junta de Cofradías ha vuelto a dar en la diana seleccionando a una mujer indiscutible en sus raíces cartageneras y procesionistas”.

Tras las palabras de la nazarena mayor 2019, Ana Belén Castejón ha agradecido la asistencia de los más de 300 asistentes que han acudido al Batel y ha concluido afirmando que “las cofradías dan voz y representan a los miles de cartageneros que aman nuestras procesiones y que trabajan durante todo el año para conservar nuestras tradiciones y garantizar que los cortejos pasionales mantienen la esencia que los hace únicos en toda España”.

Todo el pregón ha estado armonizado por piezas de Semana Santa interpretadas por la agrupación musical Nuestra Señora de la Soledad de Molinos Marfagones y por una cantante que ha deleitado a los asistentes con una saeta.

A la salida de este, se han repartido ejemplares del pregón editado por el Ayuntamiento de Cartagena con ilustraciones de diversos artistas que han colaborado como Kraser, Javier Lorente, Ángel García Maciá, Jesús Inglés Canalejo, Esteban Bernal, Salvador Torres, Antonio Bernal Maiquez y Virginia Bernal.

Con el pregón arranca la Semana Santa en Cartagena. 40 días de pasión, fe, procesiones, olor de incienso, balcones adornados, cantos y tambores que harán que esta tradición perdure a lo largo de los años.


Deja un comentario